Los sospechosos de escándalo de la escuela charter aparecen en la corte de San Diego

Una red de escuelas chárter en California robó más de $50 millones del estado mediante la creación de instituciones fantasmas que inscribieron a estudiantes involuntarios que encontró a través de otras escuelas y programas para jóvenes, dijeron los fiscales.

A3 Education reclutó pequeños distritos escolares públicos para patrocinar las escuelas chárter a cambio de tarifas de supervisión. Los fiscales dicen que A3 inscribió a unos 40,000 estudiantes en todo el estado, ninguno de los cuales recibió ningún servicio.

El jueves, en una sala del tribunal del centro de San Diego, marido y mujer, Troy y Michelle Kukahiko, hicieron su primera aparición. Ambos viajaron desde Hawái y renunciaron a su derecho a comparecer en la próxima cita judicial en junio.

Diez coacusados ​​han comparecido ante el tribunal hasta el momento. Un sospechoso, que se cree que es uno de los líderes del plan, sigue prófugo y se cree que está en otro continente.

Los cargos incluyen conspiración, apropiación indebida de fondos públicos, pago de información de estudiantes y conflicto de intereses.

El Distrito Escolar Primario Dehesa, que tiene solo alrededor de 150 estudiantes al este de San Diego, autorizó varias escuelas chárter con supervisión para 20,000 estudiantes, dijo Stephan. Los $2 millones en honorarios de supervisión recaudados un año fueron más que la nómina anual del distrito.

Nancy Hauer, superintendente de Dehesa, estaba entre las 11 personas acusadas en el caso. Otros acusados ​​fueron empleados de A3 y sus escuelas chárter.

Local

Big Bay Boom hace 11 minutos

10 años después: ¿Dónde estabas cuando el auge de Big Bay de San Diego quebró?

cuatro de julio hace 37 minutos

Qué está abierto, cerrado el 4 de julio en San Diego

Hauer se declaró inocente de los cargos en un tribunal de San Diego en mayo.

La junta escolar de Dehesa dijo que no podía comentar sobre los cargos y prometió cooperar plenamente con los investigadores. Hauer no estuvo disponible para comentar.

"La Junta de Educación quedó atónita al enterarse de los cargos, y hemos contratado a un asesor legal para revisar este asunto y cualquier posible implicación para las operaciones del distrito", dijo el distrito de Dehesa.

Los fiscales identificaron a Sean McManus, de 46 años, y Jason Schrock, de 44, como los cabecillas. No respondieron de inmediato los mensajes telefónicos en busca de comentarios. Se cree que McManus está en Australia.

McManus y Schrock, de Long Beach, podrían enfrentar cada uno más de 40 años de prisión si son declarados culpables, dijo la oficina del fiscal de distrito. Las ganancias mal habidas se usaron para una casa de $1.6 millones y cuentas privadas, dicen las autoridades.

McManus y Schrock están acusados ​​de recibir el dinero del estado y desviar millones a sus propios bolsillos.

La compañía que operaba una red de 19 escuelas solo en línea está acusada de pagar a las ligas deportivas tan solo $25 por estudiante por la información utilizada para la inscripción. Los distritos escolares son financiados por el estado en función del número de estudiantes.

Los estudiantes no sabían cómo se usaban sus nombres, dijo Summer Stephan, fiscal de distrito del condado de San Diego, y los llamó víctimas.

“Estos niños están siendo utilizados solo por un nombre y la capacidad de sacar dinero usando su nombre, y luego el papeleo, mucho del papeleo, simplemente se fabrica”, dijo Stephan en una conferencia de prensa.

La acusación de 235 páginas es otro ojo morado para las escuelas chárter, en un momento peligroso para lo que alguna vez fue un sector próspero, especialmente en California.

"Esto habría sido un fraude continuo que habría vaciado los bolsillos de nuestro sistema educativo estatal que lucha por satisfacer las necesidades de nuestros niños", agregó Stephan.

La Asociación de Escuelas Chárter de California dijo que planteó preocupaciones sobre A3 hace más de un año con el departamento de educación estatal e instó a una investigación.

"Para ser claros, no hay lugar para los malos actores y los autorizadores irresponsables en el movimiento de las escuelas públicas chárter de California", dijo Myrna Castrejn, presidenta del grupo.

El gran jurado emitió su acusación el 17 de mayo después de escuchar seis semanas de testimonio de más de 70 testigos.

Ir arriba